sábado, 29 de noviembre de 2008

EL COMPORTAMIENTO AGRESIVO DE LOS NIÑOS BAJO INFLUENCIA DE LA TELEVISION EN EL GRADO TRANSICION DE PREESCOLAR




1. INTRODUCCION

Esta investigación se hace con el fin de encontrar cuanto afectan los programas de televisión que ven los niños, además nos dará una muestra de que algunos de sus comportamientos se deben a la influencia de los diferentes programas.






1.1 Planteamiento del Problema

A nivel mundial se puede decir que una de las influencias negativas en el comportamiento de los niños es la televisión, ya que pasan mucho tiempo frente a este medio de comunicación, el cual les trasmite contenidos poco favorables adoptando conductas que hacen que reflejen agresividad al relacionarse con los demás en el entorno en que se desarrollan.

Tomando como referencia el Centro Educativo Mundo Mágico (Timbio-Cauca) se observaran las conductas agresivas que presentan los niños en su comportamiento debido al contenido de los programas violentos que la televisión presenta.

Ya que el consumo de la televisión por parte de niños y niñas de nuestro país ha llegado a límites como el siguiente: a las 11:00 pm de lunes a viernes, hay 745.000 niños y niñas viendo televisión, un viernes a las 12:00 am casi medio millón, y entre semana unos 360.000 y a la 1:00 am de lunes a viernes, 133.000 televidentes.

Teniendo en cuenta el exceso de consumo de este medio por parte de los niños, es importante informarles para concientizarlos sobre la necesidad de controlar de una manera responsable el tiempo de sus hijos frente a la televisión y la forma adecuada de escoger que tipos de programas pueden ser vistos por ellos.

Debido a que la influencia de la televisión es tal que, prácticamente todos los hogares cuentan con un televisor, y en los niveles de mayor consumo económico, existen muchos niños y niñas que disfrutan de televisión en sus habitaciones.

Actualmente, el tema de la violencia en la televisión ha generado gran preocupación, debido a que estimularía la conducta agresiva en los niños, los cuales pasan muchas horas frente al televisor viendo programas infantiles (tales como los (Power Rangers o Dragon Ball Z). Entre los actos violentos que son vistos por los niños están: asesinatos, guerras, puñetazos, golpizas, cuchilladas, balaceras, patadas, accidentes violentos y destrucción de propiedades, entre otros.

Los niños que ven violencia en la pantalla se comportan más agresivos sin importar su localización geográfica, su sexo, su nivel socioeconómico o si tienen problemas emocionales. Este efecto es interdependiente, es decir, los niños agresivos eligen programas violentos y aquellos que ven estos programas, son más agresivos. La televisión fomenta la conducta agresiva de dos modos, o imitan el modelo que observaron y llegan a aceptar la agresión como conducta apropiada.

La imitación es el primer mecanismo de aprendizaje que tienen los niños y éstos no son especialmente selectivos en lo que imitan, y lo hacen tanto con modelos reales como con personas en la televisión o dibujos animados.

Los niños no imitan tan fácilmente lo que ven, lo que aprenden en los medios es más que imitación, ya que, de la gran cantidad de conductas, imágenes, actitudes y valores a los cuales están expuestos, eligen sólo algunos.

El niño, después de observar episodios violentos, puede que no actúe violentamente pero esto no significa que no haya aprendido una solución agresiva.
A medida que son mayores, la conducta agresiva refleja más estilo interpersonal que cada uno está desarrollando.






1.2. Formulación del problema

¿Como influyen los programas de televisión en la conducta violenta del niño?

Delimitación:

La investigación se realizara con niños del grado transición de Centro Educativo Mundo Mágico (Timbio-Cauca), que posean un desarrollo cognitivo normal.

Hipótesis

Los programas de televisión influyen en la conducta violenta del niño.






1.3. Objetivos

1.3.1. Objetivo general

Establecer la influencia que ejerce la televisión en la conducta violenta del niño.

1.3.2. Objetivos específicos

Identificar los programas de televisión que tienen mayor influencia en la conducta violenta del niño.

Determinar los elementos de los programas de televisión que propician las conductas violentas del niño.

Establecer las posibles soluciones para contrarrestar la influencia de la violencia en televisión.




1.4 Justificación

Es importante hacer relevancia sobre este aspecto, porque es un factor que influye a que halla agresividad en el niño en su comportamiento, puesto que el toma modelos a seguir de los contenidos de programas de televisión, ya que se encuentra en permanente contacto con este medio, convirtiéndose de esta manera en un elemento negativo en la vida del niño, perjudicándolo en su desarrollo y convivencia social.

De esta manera se considera necesario informarles a los padres acerca del control que deben ejercer sobre este medio, evitando que los niños pasen la mayor parte de su tiempo frente a la televisión, logrando que tengan más concentración para mejorar su desempeño escolar, igualmente permite cambiar la forma de actitud al relacionarse con las demás personas que están a su alrededor, obteniendo que hallan mejores resultados para su bienestar y desarrollo integral.






2. MARCO TEORICO






Historia de la Televisión



La historia del desarrollo de la televisión ha sido en esencia la historia de la búsqueda de un dispositivo adecuado para explorar imágenes. El primero fue el llamado disco Nipkow, patentado por el inventor alemán Paul Gottlieb Nipkow en 1884. Era un disco plano y circular que estaba perforado por una serie de pequeños agujeros dispuestos en forma de espiral partiendo desde el centro. Al hacer girar el disco delante del ojo, el agujero más alejado del centro exploraba una franja en la parte más alta de la imagen y así sucesivamente hasta explorar toda la imagen. Sin embargo, debido a su naturaleza mecánica el disco Nipkow no funcionaba eficazmente con tamaños grandes y altas velocidades de giro para conseguir una mejor definición.

Los primeros dispositivos realmente satisfactorios para captar imágenes fueron el iconoscopio, descrito anteriormente, que fue inventado por el físico estadounidense de origen ruso Vladimir Kosma Zworykin en 1923, y el tubo disector de imágenes, inventado por el ingeniero de radio estadounidense Philo Taylor Farnsworth poco tiempo después.

En 1926 el ingeniero escocés John Logie Baird inventó un sistema de televisión que incorporaba los rayos infrarrojos para captar imágenes en la oscuridad. Con la llegada de los tubos, los avances en la transmisión radiofónica y los circuitos electrónicos que se produjeron en los años posteriores a la I Guerra Mundial, los sistemas de televisión se convirtieron en una realidad.
La televisión

La palabra "televisión" es un híbrido de la voz griega "Tele" (distancia) y la latina "visio" (visión). Es un sistema de telecomunicación para la transmisión y recepción de imágenes en movimiento y sonido a distancia. Esta transmisión puede ser efectuada mediante ondas de radio o por redes especializadas de televisión por cable.


Características principales de la televisión

Los programas los componen los productores y no los telespectadores. Estos tratan de ofrecer los programas en conformidad con los deseos y costumbres de la vida cotidiana del público aún cuando a veces resulte imposible satisfacer todos los gustos.

La televisión es accesible a todo tipo de publico y satisface numerosos deseos y necesidades del hombre, razones por las cuales, despierta gran atención entre casi toda la población.

El público telespectador es generalmente, heterogéneo.

Puede retransmitir programas directamente.


Clasificación de los Programas de Televisión

La televisión nos brinda un conjunto de imágenes en la cual se pueden distinguir tres grupos:

En el primer grupo se incluyen aquellas imágenes que nos presentan acontecimientos reales, vivos. A su vez, se puede distinguir en este grupo, aquellos hechos que están ocurriendo al tiempo de presenciarlos y que no pueden ser previstos en cuanto a la forma en que se desarrollan (escenas de guerra, huelgas estudiantiles o laborales, etc.) y aquellos que, siendo también reales, en ciertos aspectos, al ser tomados por la televisión, pueden haber estado previstos, aunque no sean preparados por ésta (es el caso de los desfiles militares, desfiles deportivos, etc.)

En el segundo grupo pueden incluirse los programas en los que intervienen personas reales que actúan en acciones previstas por la organización de televisión (son los espacios divulgadores, los concursos, los juegos, las entrevistas, etc.)

Finalmente, en el tercer grupo, se incluirían todos los demás programas caracterizados por la ficción. Nada de lo que en ellos ocurre es real. Las personas, los decoradores y el texto que hablan los personajes es producto de la imaginación de otras personas (guionista, decorador, productor del programa). A este grupo pertenecen los seriales, las novelas, los dibujos animados, el teatro televisado, etc.


Efectos de la Televisión

La televisión, como medio de comunicación, ha sido causa de constantes críticas, tanto negativas como positivas, desde el momento de su aparición.

En cuanto a las críticas negativas, las más reiteradas están referidas a su programación, la que es calificada, por algunos críticos, como mediocre. Este aspecto podría considerarse como una influencia negativa para el telespectador y, sobre todo para el niño y el adolescente que aún no tiene el necesario discernimiento. Sucede, además, que si los padres no controlan qué programación llega a ellos, la pantalla les ofrece muchas veces, un concepto prematuro del mundo de los adultos, lo que les hace compenetrarse de sus pensamientos, conflictos y dificultades sin que estén todavía preparados para ello.
Otra crítica que se les hace es que el espectador recibe todo hecho, pues la elaboración de los programas ha pasado antes por manos especializadas y además la gran mayoría de los programas son producidos en el extranjero.

También, en cierto modo, la televisión fomenta la holgazanería, pues el telespectador no puede hacer otra actividad mientras ve televisión.

Junto a las críticas negativas que se le pueden hacer, las que no afectan a este medio de comunicación solamente, hay otras de carácter positivo. Una sería que la televisión tiende a la igualdad, en el sentido que todas las personas, no importando el nivel social o económico, tienen la misma oportunidad de presenciar espectáculos, recibir información o simplemente entretenerse.

La televisión, además, abre nuevos horizontes al hombre común al mostrarle países y civilizaciones no conocidas por él y al informarle de los personajes más importantes del mundo. También, este medio, amplía los conocimientos y el vocabulario de los jóvenes y promete ser también un instrumento fundamental de la instrucción pública.

Debido a la gran influencia que ejerce la televisión sobre su público, es que se concentran en torno a ella numerosos y variados intereses, desde los de las empresas comerciales privadas hasta el propio estado.

Sin embargo, no se puede calificar a la televisión de buena o mala, ya que todo depende de la finalidad que se le quiera dar por parte de sus programadores. Como todas las cosas que el hombre ha creado, ésta puede servir para hacer el bien, lo mismo que para hacer el mal. De ahí la importancia de un adecuado uso por parte de las personas que tienen la responsabilidad de dirigir este medio de comunicación.



Televisión y violencia

En el desarrollo de los niños se producen una gran cantidad de cambios físicos, psicológicos y sociales normales, que conducen a su inserción positiva y productiva en la sociedad, y un muy reducido grupo de ellos y ellas adoptan conductas hostiles y violentas que se manifiestan de varias formas que preocupan a la sociedad. A su vez, también ellos son blancos de violencia por parte de la sociedad, de sus padres y otros adultos.

Estas conductas no deseables tienen varios orígenes o causas: entre ellas, la violencia del medio (barrio, comunidad) en que viven y se desarrollan cuando niños, la violencia doméstica familiar (psicológica, física, sexual o por negligencia) que sufren desde edades muy tempranas y la exposición a los medios de comunicación masiva y sobre todo la televisión que les ofrece como producto de consumo diario, las más variadas formas de violencia psicológica, física, sexual, autoinfligida o contra terceros y sus propiedades.

Muchos niños pasan un promedio de 3-4 horas diarias viendo televisión. La televisión puede ser una influencia muy poderosa en el desarrollo del sistema de valores, en la formación del carácter y en la conducta. Lamentablemente muchos de los programas de televisión contienen un alto grado de violencia. Los psiquiatras de niños que han estudiado los efectos de la violencia en la televisión han encontrado que éstos pueden:

Imitar la violencia que observan en la televisión

Identificarse con ciertos tipos, caracteres, víctimas y/o victimarios

Tornarse ¨inmunes¨ al horror de la violencia;

Gradualmente aceptar la violencia como manera de resolver problemas.

De manera que la exposición extensa a programas de televisión que contengan violencia causa mayor agresividad en los niños. En ocasiones, el ver tan sólo un programa violento puede aumentar la agresividad. Los niños que ven espectáculos en los que la violencia es presentada de forma muy realista, repetida, o sin ser castigada, tienen mayor probabilidad de imitar lo que ven. El impacto de la violencia en la televisión puede reflejarse en la conducta del niño inmediatamente o manifestarse más tarde en su desarrollo. Los niños pueden afectarse aun cuando en la atmósfera familiar no haya tendencia hacia la violencia. Esto no quiere decir que la violencia que se ve en la televisión es la única causa de conducta violenta o agresiva, pero no hay duda de que es un factor significativo.



Efectos Psicológicos

Son muchos los aspectos psicológicos que se asocian al consumo televisivo de series animadas, entre los que se pueden mencionar, la búsqueda de emociones y sensaciones, la ansiedad, la capacidad imaginativa y creativa, la agresividad en las relaciones con otros, etc.

Uno de las formas principales de expresión para indicar que una persona se siente psicológicamente afectada es: la agresividad o violencia.

El impacto emocional que pueden causar los dibujos animados en una persona se define como: "el que genera una fuerte reacción emocional después de ser visualizado imágenes en la pantalla." Las emociones generalmente producidas son pena y rabia, tanto por lo que se exhibe como por la forma en que se hace. Asimismo, el miedo cobra protagonismo entre los niños, situación que no es tan notoria entre personas mayores, "La violencia televisiva puede tener un impacto en los espectadores, sobre todo infantiles y específicamente a nivel conductual, cognitivo y afectivo”

En este sentido, se ha dicho que son tres los más importantes:

a. Los niños pueden llegar a ser menos sensibles al dolor y al sufrimiento de otros.
b. Pueden llegar a ser más temerosos del mundo que los rodea.
c. Es más probable que se comporten de manera agresiva o dañina con otros"

Esto se debe a que muchas de las veces los telespectadores en su mayoría niños, tienen tendencia a aprender de los comportamientos desarrollados por personajes de dibujos animados y copian de ellos sus acciones.

Según los autores Gunter Grass y McAleer Contreras, se pueden dividir en cuatro las maneras para explicar el porque algunos niños adoptan esta violencia y otros no; estas son: catarsis, excitación, desinhibición, imitación y desensibilización.


Catarsis

"Según las hipótesis de la catarsis, los individuos pueden descargar impulsos de agresividad acumulados -y por lo tanto reducir su propia agresividad- al identificarse con los agresores que observan en pantalla. En los años 50 y 60 los trabajos de Feshbach aportaron varias pruebas de que los individuos pueden descargar sus impulsos agresivos de forma inocua, bien sea a través de fantasías sobre violencia o por medio de la visualización de escenas de ficción violentas bajo condiciones controladas de laboratorio. Sin embargo, la noción de catarsis no ha recibido demasiado apoyo.


Excitación

La hipótesis sobre excitación sugiere que la visualización de programas violentos puede excitar o estimular la agresividad en los espectadores. Este tipo de efecto no se limita solamente al contenido violento, sino que puede producirse también cuando se trata de contenidos sexuales o humorísticos. Según la hipótesis, planteada principalmente por Berkowitz, si el espectador está viendo material violento, es probable que interprete su excitación en términos de ira y responda agresivamente en una situación en la que alguien le cause dicho sentimiento. Sin embargo, existe algún indicio de que la excitación se dispersa rápidamente y de que incluso una breve demora entre la excitación emocional inicial y la oportunidad de responder agresivamente puede reducir la agresión de forma significativa.



Desinhibición

Según la hipótesis de desinhibición, ver violencia televisiva puede llevar a legitimar el uso de violencia en la vida real por parte del espectador, debilitando la internalización de sanciones sociales contra el comportamiento violento y que normalmente se aplican para inhibirlo. La investigación efectuada bajo condiciones de laboratorio controladas apoya esta hipótesis y se ha interpretado como una manifestación de que los espectadores pueden comportarse de un modo más agresivo después de ver una película violenta. Esta respuesta es particularmente susceptible de realizarse si el espectador se encuentra con algún nivel de tensión emocional con anterioridad al programa.



Desensibilización

Una hipótesis similar es la de desensibilización. Según ésta, la experiencia reiterativa de violencia televisiva conduce a una reducción en la capacidad de respuesta emocional a la violencia en la pantalla y a una aceptación incrementada de la violencia en la vida real. El argumento sostiene que los jóvenes espectadores se acostumbran de manera creciente a la violencia de los programas que consumen si lo hacen de forma intensiva. En consecuencia, crece la demanda de una mayor cantidad y un mayor contenido violento a medida que los espectadores se habitúan y por lo tanto, se pierde el "gancho" y en consecuencia su atractivo



Imitación

La hipótesis de imitación entre tanto, supone que los telespectadores en su mayoría muy jóvenes, tienen tendencia a aprender de los comportamientos desarrollados por personajes televisivos y copian de ellos sus acciones. Los trabajos experimentales de Bandura en los años sesenta, probaron que los niños imitaban las conductas agresivas de los personajes vistos en pantalla, dirigiéndolas a un muñeco presente en la habitación donde habían visto los programas. Posteriormente se ha visto que hay una serie de variables intervinientes en la manifestación de conducta agresiva, como por ejemplo, la presencia y actitud de una adulto".

Efectos en el logro escolar

Al hablar de niños es inevitable, asociar el estudio escolar con los efectos que puede tener él los dibujos animados.
Muchos investigadores creen que la televisión facilita el aprendizaje de los niños en la escuela. Ellos señalan que lo que los niños ven en televisión puede reforzar o complementar lo que se aprende en la escuela, y promover sus intereses en temas específicos relacionados a ésta.

Muchos otros investigadores dicen que la televisión puede obstaculizar el aprendizaje de los niños en la escuela, debido a que altos niveles de consumo quitan tiempo a otras actividades que podrían ser más beneficiosas como: leer, hacer tareas o realizar otras actividades que aumentarían su progreso en la escuela.

Pero la mayor preocupación es que los niños adquieren información y procesan hábitos que pueden interferir el aprendizaje en la escuela. Se ha señalado, por ejemplo, que ver dibujos animados induce pasividad cognitiva y disminuye las habilidades de concentración, con el resultado que los niños se esfuerzan menos en la escuela y tienen dificultades en atender las tareas y trabajos escolares.



Efectos en la Sociabilidad

Cuando un niño ve dibujos animados, la mayoría de las veces lo prefiere ver acompañado que solo, ya sea con otro niño o con una persona mayor.

Es por eso que cuando se habla del tema de que los dibujos animados afectan de alguna manera en el ámbito social de un niño, se puede decir que no lo hace, ya que mientras ven dibujos animados intercambian información y comentan contenidos. Asimismo, éstos aparecen muy receptivos al humor presente en diversos programas y de ahí surgen imitaciones, recreaciones, cantos y chistes.


2.1. Antecedentes de la investigación

La televisión, una aliada de la violencia infantil, promueve agresividad en niños. Según un estudio del Seattle Children's Hospital Research Institute realizado con 330 niños. Los niños de entre 2 y 5 años que son expuestos a estos programas, cuando llegan a la edad escolar tienden a actuar en forma más agresiva. Los niños que desde una edad temprana miran dibujos animados con alto nivel de violencia, así como deportes de contacto, tienen más probabilidades de ser agresivos o desobedientes a medida que vayan creciendo, según un estudio que publica el periódico médico Pediatrics.

Dimitri Christakis, principal autor del estudio, indicó que a raíz de este trabajo descubrieron que cuanto más violenta es la televisión que ven los niños en edad preescolar, entre 2 y 5 años, mayor es la probabilidad de que "tengan comportamientos antisociales, como actuar agresivamente, desobedecer o meterse en problemas, en la edad escolar", entre los 7 y 10 años.
"La mayoría de los padres considera a los dibujos animados no son amenazadores para sus hijos porque, después de todo, no son reales y son divertidos. Pero la verdad es que los niños preescolares no distinguen entre la fantasía y la realidad de la manera que lo hacen niños más grandes y adultos. Para ellos todo es muy real", explicó Christakis y agregó que como los dibujos "muestran violencia sin consecuencias reales, se transmiten mensajes erróneos sobre los efectos de la violencia en el mundo real".
Los investigadores del departamento de Pediatría del hospital para niños de Seattle, que llevaron adelante el trabajo, vieron que los varones de corta edad eran los más sensibles a los contenidos violentos. Ni las niñas, ni los niños que fueron expuestos a programas no violentos mostraban el mismo nivel de agresividad en los años subsiguientes.

Los niños que miran dibujos animados o deportes de contacto en la televisión entre los 2 y 5 años tienen más probabilidades de ser agresivos o desobedientes más adelante en su vida. Se descubrió que cuanto más violenta sea la televisión que ven los niños preescolares, es más probable que tengan comportamientos antisociales actuar agresivamente, desobedecer, meterse en problemas en la edad escolar, dijo Dimitri Christakis, principal autor del estudio publicado en el periódico médico Pediatrics. "Los dibujos animados son los principales culpables", "La mayoría de los padres considera a los dibujos animados no amenazadores para sus hijos porque, después de todo, no son reales y son divertidos. Pero la verdad es que los niños preescolares no distinguen entre la fantasía y la realidad de la manera que lo hacen niños más grandes y adultos. Para ellos todo es muy real. Precisamente porque la violencia de los dibujos animados busca ser divertida y muestra violencia sin consecuencias reales aunque las personas salten por los aires, quedan negros un segundo y luego vuelven a la normalidad transmite mensajes erróneos sobre los efectos de la violencia en el mundo real", dijo Christakis.


Según Juan Soto Rodríguez, son los niños los más perjudicados con la influencia negativa de la televisión. Los niños más que nadie, sufren el impacto, de tal manera que acaban adoptando pautas de comportamiento y formas de pensar inducidas, en gran parte, por este medio de comunicación, ya que no estamos preparados para saber ver, escuchar y mirar la televisión.

La influencia de la televisión en los niños, en su desarrollo, y sus relaciones son muy importantes, se ha planteado que la televisión, al mostrar las duras realidades de la vida a los niños, ha modificado la naturaleza de la infancia. Por otra parte, los medios de comunicación llevan a los hogares ideas y percepciones, las cuales, con frecuencia, riñen con los valores paternos (Levine, 1997).



2.2 Marco conceptual

Violencia: Acción injusta con la que se ofende, humilla o perjudica a alguien.

Es toda acción que atenta contra la dignidad, la libertad y la integridad física y psíquica del ser humano, produciéndole sufrimiento, dolor o cualquier forma de limitación a su bienestar o al libre ejercicio de sus derechos. Se divide en: violencia física, psicológica y sexual.

Violencia: Esta relacionanada con la imposición de fuerza física. Sin embargo, la violencia es un concepto mucho más global y complejo que se refiere a: "cualquier acto de comisión u omisión y cualquier condición que resulte de dichos actos, que prive a los sujetos de igualdad de derechos y libertades e interfiera con su máximo desarrollo y libertad de elegir"

Comportamiento Agresivo: Acciones hostiles intencionales que buscan herir a alguien o establecer un dominio (Papalia, 1997).

Desarrollo: cambio relacionado con la edad en un ciclo de vida que describe la transición desde el óvulo hasta la vejez. Sus principales características son:

* Continuo: los cambios pueden ocurrir en todos los momentos de la vida.
* Acumulativo: el cambio acontece sobre lo que había antes.
* Direccional: avanza hacia una mayor complejidad.
* Diferenciado: consiste en hacer distinciones cada vez más sutiles.
* Organizado: Las habilidades se van integrando paulatinamente.
* Holístico: los logros no están nunca aislados, todo aspecto depende de los demás (Hoffman, 1995).

El desarrollo humano se divide en cuatro dimensiones básicas: desarrollo físico, cognitivo, emocional y social. Aunque cada una de ellas subraya un aspecto particular, hay una interdependencia entre ellas.

Desensibilización:

Clase de aprendizaje mediante el cual cada vez reaccionamos menos ante ciertos hechos. Se produce una baja en nuestro nivel de activación que se mide por la tasa cardiaca y las actitudes, entre otras cosas (Levine, 1997).

Educación:

Proceso de inoculación/asimilación cultural, moral y conductual. Es el proceso por el cual las generaciones jóvenes se incorporan o asimilan el patrimonio cultural de los adultos. Asegura, pues, la supervivencia individual (se adquieren patrones conductuales de adaptación) y grupal o colectiva (función de recapitulación y progreso cultural).

Influencia:

Implica una no-causalidad determinista, lineal y directa entre dos factores, admite mediadores y rechazos; es decir, implica un sujeto receptor cultural y psicológicamente activo y relativamente libre (Fuenzalida, 1994).

Socialización:

Proceso por el cual las personas aprenden de los modos de una sociedad como estilos de comportamiento; que dará a las personas un funcionamiento óptimo dentro de la sociedad o grupo para realizar las funciones de rol, estatus. Este proceso incluye aprendizaje por parte de las personas como internalizaciones de las pautas, valores y sentimientos apropiados (Elkin, 1964).

Televisión:

Medio de comunicación que ha alcanzado una difusión sin precedentes, es usado por una cantidad muy significativa y grande de personas para satisfacer necesidades de información y entretenimiento (Fernández, 1994).

Valores:

Implica la presencia de "algo"(una cualidad, una perfección) que satisface una necesidad humana. Una de las características propias del valor es su polaridad, es decir, frente a cada valor está su desvalor, su opuesto (Ivelic, 1990).

Televisión:

Es el instrumento que mejor adapta a su conveniencia la formación de valores, de modos de vida, de estereotipos, etc.

Contenidos Violentos:

Según Santoro, se refieren a "escenas que impliquen la destrucción, lesiones o daño (tanto físico como psicológico) a personas, animales o cosas o que muestren aspectos delictivos"




3. MARCO METODOLÓGICO


3.1. Nivel de investigación

El nivel de investigación que se empleará, de acuerdo con las características de esta, es investigación explicativa, es decir, buscar el por qué de los hechos mediante el establecimiento de relación causa-efecto. En este caso establecer si los programas de televisión influyen en la conducta violenta del niño.
Los estudios exploratorios tienen por objeto esencial familiarizarnos con un tópico desconocido o poco estudiado o novedoso. Esta clase de investigaciones sirven para desarrollar métodos a utilizar en estudios más profundos.

3.2. Diseño de la investigación

Se realizara una investigación documental en la que se analizaran documentos los cuales están relacionados con los diferentes programas de televisión infantil y la influencia que estos tienen en los niños del Centro Educativo Mundo Mágico (Timbio-Cauca).
Luego de obtener los primeros datos en una investigación de campo que se llevaron a cabo en el Centro Educativo Mundo Mágico en el que se harán unas encuestas a los niños y padres de familia

3.3. Población y muestra

La población en la que se va llevar a cabo esta investigación, son los niños del grado de transición del Centro Educativo Mundo Mágico con sus respectivos padres.

3.4. Técnicas e instrumentos de recolección de datos

Se realizará observación directa y una encuesta de manera personal con formato de cuestionario preestablecido.
Los datos registrados serán clasificados y tabulados para su posterior análisis.
Para la recopilación de la información fue necesario un instrumento de investigación que consistió en la aplicación de entrevistas escritas en forma de cuestionarios, en los que se formularon preguntas, de opción múltiple.
Además, se realizaran graficas que mostraran los resultados de la encuesta, con lo que se pretende demostrar que la televisión es causante de la conducta agresiva en los niños.




4. ASPECTOS ADMINISTRATIVOS


4.1. Recursos

Recursos Materiales:
Cámara digital fotográfica, computador, Internet, television resma de papel.

Recursos Humanos:
Tres estudiantes de licenciatura en educación preescolar quienes llevaran a cabo el proceso de esta investigación, docente y estudiantes grado transición CENTRO EDUCATIVO MUNDO MAGICO (Timbio Cauca)




5. RESULTADOS

Para establecer la influencia violenta en la conducta del niño, se encuestaron niños y niñas entre las edades de 5 y 6 años de edad con sus respectivos padres de familia.

5.1 Población
Se evaluaron los niños del CENTRO EDUCATIVO MUNDO MAGICO en edades entre 5 y 6 años de edad del grado transición, en un total de 10 estudiantes.
Se encuestaron en un tiempo aproximadamente de 2 horas,
Posteriormente se realizo la encuesta con sus respectivos padres de familia.

5.2 Encuestas
Para determinar el grado de influencia de los programas de televisión en el comportamiento de los niños se realizaron las siguientes encuestas.

Encuesta para niños



Grafica 1. Esta grafica muestra que de los 10 niños encuestados el 100% ven televisión

Gráfica 2 . Esta gráfica muestra que el 20% de los niños ven televisión entre 1 y 2 horas, que el otro 20% de los niños ven televisión entre 2 y 4 horas y el siguiente 20% de los niños ven televisión entre 4 y 6 horas, por último el 40% de los niños ven televisión entre 6 y 8 horas, siendo, este el porcentaje mayor de un 100%







Gráfica 3. Esta gráfica muestra que el 30% de los niños ven televisión en la mañana y el 70% ven televisión en la noche del 100% siendo este el mayor porcentaje






Gráfica 4. Esta gráfica muestra que el 30% de los niños ven dibujos animados, el otro 30% ven programas educativos y un 40% de los niños ven películas del 100% siendo este el mayor porcentaje




Grafica 5. Esta gráfica muestra que el 30% de los niños no juega a imitar lo que ve en televisión y el 70% si juega a imitar lo que ve en televisión del 100%, siendo este el mayor porcentaje










Encuesta Padres

Gráfica 1. Esta grafica muestra que los 10 padres encuestados el 100% deja ver televisión a sus hijos

Grafica 2. Esta gráfica muestra que el 20% de los padres deja ver televisión a sus hijos entre 1 y 2 horas, el otro 20% de los padres dejan ver televisión entre 2 y 4 horas y por último el 60% de los padres dejan ver televisión a sus hijos entre 6 y 8 horas, siendo este el porcentaje mayor de un 100%

Gráfica 3. Esta gráfica muestra que el 40% de los padres dejan ver televisión a sus hijos de 8 a 10 de la noche, 60% de los padres dejan ver televisión a sus hijos de 8 a 12 de la noche, siendo este el mayor porcentaje del 100%

Gráfica 4. Esta gráfica muestra que el 10% de los padres dejan ver dibujos animados a sus hijos, el otro 10% los dejan ver películas y un 80% de los padres los dejan ver todos los anteriores, siendo este el mayor porcentaje del 100%



Gráfica 5. Esta gráfica muestra que el 10% de los padres no ven televisión con sus hijos y el 90%, si ven televisión con ellos, siendo este el mayor porcentaje del 100%



Gráfica 6. Esta gráfica muestra que el 30% de los padres observa que el comportamiento de sus hijos cambia al ver televisión y el 70% observa que no cambia su comportamiento al ver televisión, siendo este el mayor porcentaje del 100%


Grafica 7. Esta gráfica muestra que el 20% de los padres cree que el hurto es uno de los elementos televisivos que afecta el comportamiento de sus hijos, el otro 20% cree que en asesinatos y el 60% cree que afecta en niñas, siendo este el mayor porcentaje del 100%





6. CONCLUSIONES

Esta investigación demostró que el 100% de los niños ven televisión y que la mayoría de su tiempo la pasan frente a un televisor hasta altas horas de la noche, provocándoles así comportamientos agresivos, de igual manera adquiriendo actitudes negativos y malos hábitos para su desarrollo.

También podemos concluir que los niños prefieren ver más películas con contenido violento y dibujos animados, que programas educativos.

Adicionalmente podemos decir que según los resultados obtenidos es recomendable que los padres estén pendientes de los programas vistos por sus hijos tomando control del tiempo que pasan frente al televisor.


7. RECOMENDACIONES

- Seleccionar los programas cuando los niños son pequeños, y hacerlo conjuntamente cuando son mayores.

- Recordar que es indispensable dosificar el tiempo de visión; no más de una o dos horas diarias, según la edad.

- No sacrificar por la televisión la realización de otras actividades ( juegos , lectura, deportes…etc)

- Hacer comentarios y críticas sobre los programas.

- No dejar a los niños solos frente al televisor. Necesitan de los adultos para juzgar lo que ven.

- No encender la televisión durante las comidas, sería desaprovechar para el diálogo, uno de los pocos momentos en que la familia está reunida.

- El abuso televisivo tiene una influencia negativa sobre el rendimiento escolar.

- Los padres no deben olvidar que sus propios hábitos televisivos serán adoptados frecuentemente por sus hijos.


BIBLIOGRAFÍA

LEVINE, M. La violencia en los medios de comunicación: cómo afecta al desarrollo de los niños y adolescentes. Bogotá: Norma. 1997.

Fuenzalida, V. Socialización y televisión. Estudios sociales CPU, 82, 187-219. 1994.

Hoffman, L., Paris, S., Hall, E. Psicología del desarrollo hoy. España: Mc Graw-Hill. 1995.

Ivelic, R. TV infantil y valores de vida. Revista de pedagogía FIDE, 40, 326, 45-53. 1990.

Papalia, D.E. y Wendkos Olds, S. Desarrollo humano. Santafé de Bogotá: Mc Graw-Hill. 1997.

Elkin, F. El niño y la sociedad. Buenos Aires: Paidós. 1964.

Fernández, F. Clase social, exposición a la televisión y percepción de la violencia en la televisión en estudiantes urbanos de educación básica en Chile. Estudios sociales CPU, 82, 35-48. 1994.

Microsoft Encarta 2007

http://www.intec.edu.do/~cdp/docs/Television.htm

http://www.binasss.sa.cr/adolescencia/television.htm

http://argijokin.blogcindario.com/2007/11/07949-eeuu-los-varones-que-desde-chicos-miran-dibujos-animados-violentos-luego-son-mas-agresivos.html
http//es.wikipedia.org/wiki/caja tonta.

www.monografias.com/trabajos16/efectos-television.shtm

www.musade.org/leer.php/14

www.oni.escuelas.edu.ar/olimpi99/la television/asi.htm

1 comentario:

RICHARD OCTAVIO BOCARANDA BERMUDEZ dijo...

UN EXCELENTE TRABAJO FELICITACIONES